Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Blog

19 junio, 2018

Cómo sustituir un forjado sin demolerlo

Uno de los mayores temores a los que nos enfrentamos cuando somos propietarios de una vivienda es cuando el techo está afectado y parece que la única solución es demolerlo, pero no siempre hay que llegar a este extremo.

La función de los distintos tipos de forjados que existen es la de resistir su peso y el de las distintas sobrecargas. Cuando el techo está afectado, por ejemplo, por oxidación, termitas o aluminosis, el problema o la preocupación se centra en conseguir que se recupere su capacidad de soportar las cargas a las que está sometido.

Y en este caso, la solución más sencilla es poner un forjado nuevo. Sin embargo, esto supone demoler el techo existente, con las consecuencias que conlleva: ruido, suciedad, tener que marcharnos de casa… Pero, en la mayor parte de los casos, es más conveniente reparar el techo que sustituirlo.

¿Cómo reparamos un techo sin sustituirlo?

Mediante el sistema NouBau podemos realizar una ‘sustitución funcional’ del forjado, sin necesidad de demoler el techo. Y ¿esto qué quiere decir? Lo explicamos mejor con un ejemplo práctico.

A continuación vemos un forjado deteriorado que ya no puede soportar las cargas que aplican sobre él. De hecho, las viguetas están apuntaladas para evitar que el forjado se desplome.

Forjado deteriorado

Tras haber colocado las viguetas NouBau, el mismo forjado deteriorado que veíamos antes, queda así.

Forjado con viguetas NouBau

La diferencia a simple vista es sustancial. Sin embargo, puede parecer que simplemente hemos colocado unas nuevas viguetas sobre las que se apoyan las deterioradas. Pero la diferencia con otras soluciones más ‘artesanales’ está en una de las fases de instalación de estas viguetas, en la denominada fase de ‘preflechado’.

Sustitución funcional del techo con vigueta NouBau

Con el objetivo de que la vigueta deteriorada deje de soportar las cargas a las que está sometida, mediante un esfuerzo controlado calculado previamente, empujamos la vigueta NouBau hacia arriba para que sea ésta la que soporte la carga y libere a la vigueta deteriorada.

Por todo esto, hablamos de ‘sustitución funcional’, porque la función que desarrollaba la vigueta deteriorada la pasa a realizar la vigueta NouBau y todo ello sin demoler ningún elemento del forjado existente.

Sustitución funcional de forjado

 

Con esta técnica se consigue que las viguetas NouBau soporten las cargas desde el momento de su instalación, a diferencia de lo que ocurre con cualquier otro método en el que el forjado deteriorado sigue cediendo hasta apoyarse en el nuevo refuerzo, lo que ocasiona fisuras en la planta superior.

Así, podemos asegurarnos un techo fuerte, con la tranquilidad que ofrece una instalación fácil, limpia y poco invasiva. De manera que lo que en un inicio podía haber sido un quebradero de cabeza por todas las consecuencias que puede suponer la demolición de un forjado, mediante el refuerzo NouBau, lo hemos solucionado sin necesidad de sustituir el techo.

Categorías: Techos

Etiquetas: , ,