Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros de análisis para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios, así como para el análisis de su navegación. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web.

Blog

27 marzo, 2019

Rehacer un forjado con las mínimas molestias

Una de las cosas que más agradecen los inquilinos de una obra de rehabilitación, en general, y de reparación de forjados, en particular, es que las molestias sean las mínimas.

Se buscan soluciones que produzcan el mínimo destrozo y que molesten el mínimo tiempo posible. Por eso el resultado del trabajo que NouBau ha realizado en un edificio en Santander refleja lo conveniente que es dicha técnica cuando se trata de acometer la rehabilitación de un forjado dañado.

En este edificio nos encontramos con unos forjados metálicos en baños y cocinas seriamente dañados por la humedad, como suele ser habitual. La solución propuesta inicialmente contemplaba la demolición y reconstrucción de los forjados. Ello implicaba:

  • Desmontar los muebles de todos los baños y las cocinas.
  • Demoler todos los forjados.
  • Reconstruirlos.
  • Volver a montar los muebles de los baños y las cocinas.

Era necesario que los vecinos encontraran un alojamiento alternativo durante meses y se gastaran un dinero en el montaje y desmontaje. Si añadimos que alguno de los vecinos acababa de hacer obra en su casa, podemos imaginarnos la angustia con la que algunos afrontaban los trabajos.

Solución NouBau para rehabilitar el forjado

La sensación inicial cuando se presentó la solución NouBau a los vecinos fue de cierto recelo. No acababan de creer que fuera posible no tener que abandonar su casa y que la obra se pudiera hacer tan rápidamente. El resultado no engaña: los trabajadores de NouBau llegaron a la obra el 29 de octubre y se marcharon el 10 de noviembre. En esas dos semanas todos los forjados pasaron de tener este aspecto:

a tener este:

Como hemos indicado antes, el caso de este edificio es una muestra de que NouBau no sólo aporta ventajas técnicas, sino que contribuye a que la rehabilitación tenga el mínimo impacto para los inquilinos que deben afrontarlo.

Categorías: Suelos, Techos

Etiquetas: , , ,